FAADUDP

  • none
  • none
  • none
  • none
  • none
  • none
  • none

Ceremonia de Titulación 2014

Ceremonia de titulación 2014

Docente

 A los estudiantes que hoy se titulan

Antes de comenzar a escribir este texto intenté hacer memoria sobre cómo me sentía en mi titulación y cómo habían sido los primeros años después de haber dejado la universidad. Buscando entre papeles y correos electrónicos, encontré una carta del año 2004 dirigida a un profesor que había marcado fuertemente mi formación,  les leeré un fragmento:

Muy querido Rodrigo,  te envío fotografías con los resultados del trabajo de un año.  He montado en la sala que este lugar tiene para  exposiciones, solo para ver las cosas en un espacio limpio, verlas fuera del taller, tomarles fotografías y aclarar esta producción caótica.  A primera vista la sala se ve saturada, llena de cosas que van en distintas direcciones. Es esta dispersión de resultados la que me empujó a sacar todo del taller e intentar ver como espectadora.  Quiero que tu hagas lo mismo, que trates de ver esto que te mando como una exposición a distancia de lo que ha sido este proceso de doce meses.

Mirando esta sala, veo que trabajar recogiendo cada comentario semanal de quienes visitan mi taller es imposible, que no se pueden seguir todos los consejos. Veo que es mejor intentar desarrollar una de las líneas ya presente en alguno de los trabajos, porque el problema mas jodido hasta ahora a sido sostener con consistencia una investigación.

Una de las dificultades de este año fue adecuarse al sistema de tutorías con la fuerte presión de llegar a algo semana a semana; Eso terminó desconcertándome y dejando todo inicio de algo en un intento, con lo que la idea de “tengo una crisis” creció tanto que terminé sin animo de

trabajar, como si hubiera corrido la maratón en un laberinto.

Espero que en el año que empieza deje de pensar como una estudiante que hace ejercicios y comenzar a ver que lo que hago son obras. Para que esto suceda, lo que debo

hacer es cambiar el punto de vista sobre como veo mis trabajos y atreverme a reconocer que el problema no son los trabajos en si mismos, sino creer en eso de ser artista.

…Etc.

Cuando releí esto con cierta nostalgia, me alegré de encontrar en estas palabras algo que conversamos muchas veces después de correcciones en las que las opiniones diversas y a veces contradictorias de quienes evaluamos sus entregas dejaban en ustedes una sensación de confusión o desaliento.

Sin embargo, fueron estas diferencias una condición necesarias para que una distancia sana se fuera generando entre ustedes y quienes enseñamos;  para que cada uno de ustedes fuera eligiendo en qué dirección avanzar.  Algunos agudizaron su crisis, otros las masticaron e hicieron de sus cuestionamientos una oportunidad para replantear sus preguntas, y hubo quienes se convencieron que no había otra salida que encontrarse a sí mismos la razón y se transformaron en artistas.

Son sus diferencias con lo que esta escuela les enseñó, lo que hace que ustedes hoy se sientan autores, también quiero aprovechar de citar un par de máximas que el artista norteamericano Gregory Amenoff le propone a un joven artista, la primera más propagandística y la otra esperanzadora:

“APOYA A TUS COLEGAS ARTISTAS COMO ELLOS TE APOYAN A TI. Tu mejor  comunidad es tu grupo de colegas artistas. Las inauguraciones son oportunidades excelentes en que los artistas se encuentran para animarse los unos a los otros, sirven para ampliar tu red de contacto pero por sobretodo para ampliar tu comunidad más allá de tu taller.

LOS ARTISTAS DIRIGEN LA ORQUESTA. Los artistas dirigen la orquesta”. Es fácil olvidarlo. A veces nos sentimos el ultimo mono (el artista como victima). Pero cuando un artista está en su estudio trabajando e un cierto aislamiento y produciendo objetos a partir de su imaginación, no hay nada de lo que llamamos el mundo del arte; no hay críticos, comisarios, historiadores del arte, o departamentos de historia del arte, no hay museos ni libros o librerías de arte y tampoco galerías de arte. Todo el tinglado se construye sobre un hecho central: el acto creativo en el taller. No quiero ser arrogante, es la simple verdad.”

Felicitaciones nos vemos en las inauguraciones,

Francisca Sánchez

Santiago,  Agosto 2014

Discurso titulación

Alumna

Señor Rector, Señor Director de la Escuela de Arte, autoridades presentes, profesores, familias, amigos.Queridos compañeros estoy muy agradecida por elegirme como representante y haberme escogido para obtener el premio CARÁCTER 2014. Como grupo pequeño hemos generado vínculos grandes, no tan solo construimos en grupo, sino más bien nos apoyamos como verdaderos compañeros.

Ustedes fueron unos de los pilares fundamentales en el curso de mi carrera, no tan solo me ayudaron a mi, sino que también cuando llevaba a mi hija a clases me ayudaron a cuidarla y estos son recuerdos que nunca olvidare. Además siempre me mantenían al tanto y me apoyaron en trabajos, sobre todo mi  compañera Valentina Maldonado. Algunos también me contuvieron en más de algún momento no grato y así como entre todos nos apoyamos en nuestros momentos difíciles.

Cada uno tiene diversas formas y disciplinas de expresar el arte, pero nos une el amor, el amor de sentir el arte, de vivir sabiendo que sin arte no se puede andar, es creer que es un motor de vida que da más vida, es ese sentir visceral que traspasa todo tipo de límites, por ende nunca dejen la pasión de lado por sin pasión no hay fuerza, un arte sin fuerza solo soliloquia.

Recuerdo cuando ingresamos el año 2009 todos con muchas ganas y mucha motivación que se fue asentando con algunas opiniones, recuerdo cuando Patrick Hamilton nos decía los pollitos, al entrar a primero creíamos que la carrera se basaba en dibujar o pintar bien, y luego nuestros profesores e artistas nos presentaron un paisaje selvático en donde nos perdimos en descubrimientos y encuentros, llenos de problemas y libres albedríos, es un camino complejo como toda compleja decisión,sobre todo cuando el arte tiene la condición de crear en tu vida y tu vida crear en el arte. Pero como siempre he dicho, cuando no se sabe más hacer en la vida que ARTE, es la opción de darlo todo por ende se  aprende a construir con lo que sea, con uñas, con los brazos, con las piernas, con la tierra, con lo que sea.

Cada uno de ustedes no deben nunca olvidar que el amor lo construye todo, por ende nunca olviden el

amor por nuestro camino, que es un camino que no implica el tener dinero, que no implica tener un status, va más allá del éxito o de auto nuevo, es mucho más que eso, porque son sueños y hoy en día el que lucha por un sueño es el que lucha por lo que realmente lo mueve el que sueña no tiene “peros”, el que sueña deja huellas  y para dejar huellas tenemos la creación de nuestro lado. No cambiaremos el mundo con el arte, pero si nuestra percepción de la realidad y si podemos compartir nuevas visiones de mundo, el arte es compartido por ende subjetivo, revolucionario y activo.

Muchas veces los sacrificios son pruebas que nos sirven para adquirir placeres mayores y el de hoy es satisfacción de haber terminado un proceso para comenzar con nuevos proyectos y porque no? nuevos sueños.

Agradezco a mi director de carrera por su disponibilidad y comprensión en cada momento, siempre sentí su apoyo incondicional, a Leonor Castañeda por su apoyo y prestancia, a mis profesores que me ayudaron a encontrar materiales, fijaciones y necesidades cada profesor me enseño algo importante, sobre todo a los profesores de taller que cada uno tiene una misión distinta donde lo importante es el complemento. También agradezco infinitamente a mis profesores de título Camilo Yañez y Francisca Sanchez, que con mucha paciencia y voluntad se embarcaron en nuestro viaje con todo nuestro equipaje, nuestras complejas obsesiones, problemas y nuestros vaivenes emocionales.

Agradezco a nuestra secretaria Carmen Bravo que muy dedicada a nosotros siempre estuvo ahí presente, a los funcionarios en general a don Egidio que muchas veces deje trabajos en su oficina, a los tíos (as) del aseo que hicieron del espacio de taller un lugar más grato y a todos ustedes queridos compañeros por su apoyo, por su preocupación no tan solo por mí, sino también por mi hija, a mi familia que gracias a su esfuerzo pude lograr terminar este proceso, en especial a mi abuela Guillermina que me apoyo en todo momento con los cuidados de mi hija, a mis padres , a mi abuelo Guillermo y a mi abuela Berta quien sin estar acá presente sé que debe estar muy alegre por tenerme acá, porque sé que es  lo que ella quería para mí.

Sandy Muñoz

Compartir

Acreditación Institucional